CLAM - Principal  

TAGs

Traduzir

ARTÍCULOS Y RESEÑAS
 
Brasil

EL STF Y LA UNIÓN ESTABLE HOMOSEXUAL

*Roger Raupp Rios

El Supremo Tribunal Federal decidió, por unanimidad, que la unión continua, pública y duradera entre personas del mismo sexo constituye entidad familiar, como unión estable (Código Civil, art. 1273). Al respecto pueden formularse las siguientes preguntas: (1) ¿Cuál es el significado de esta decisión? (2) ¿Cuál es la repercusión para otras áreas? (3) ¿El STF legisló atropellando al Congreso Nacional? Y (4) ¿Cuáles son las consecuencias prácticas de la decisión? Es preciso responder a estas cuestiones por partes.

(1) El significado es inestimable para la consolidación de la democracia y de los derechos fundamentales. Se afirmaron derechos básicos, a todos reconocidos, como la libertad sexual, la prohibición de la discriminación sexual, la privacidad, la intimidad, el respeto a la dignidad de la persona humana, la diversidad y el pluralismo. La afirmación respecto a la existencia y las consecuencias de estos derechos, especialmente en la esfera de la sexualidad, donde minorías sexuales son discriminadas, deja claro el deber de respeto y la dignidad constitucional a la que son merecedores los homosexuales. Esto incluso si eventuales mayorías, por sondeos de opinión o por representantes electos, intentan imponer sus prejuicios.

(2) La repercusión se da en varios campos. A partir del incontestable deber de respeto a las minorías sexuales y de la relevancia de los derechos sexuales, quedan superadas posturas que intentan justificar discriminaciones en el trabajo, en la educación, en la salud y en las más diversas relaciones sociales. Queda clara la urgencia y la necesidad de medidas antidiscriminatorias, como la penalización de la homofobia. Se gana seguridad en muchos temas, como por ejemplo la posibilidad de que las parejas del mismo sexo que viven en unión estable se postulen para la adopción conjunta. Se abren caminos para llevar la igualdad más en serio, inclusive en el derecho de familia, con el reconocimiento del derecho al matrimonio, como lo hizo la Corte Constitucional de África del Sur.

(3) El STF no legisló. Aplicó la propia Constitución que ya protege a todos de la discriminación sexual, especialmente aquellos que son objeto de prejuicios. Otros derechos también fueron aplicados, especialmente la libertad sexual y el respeto a la dignidad humana. De lo anterior se concluye que excluir las uniones homosexuales es una restricción indebida, contra la Constitución, y deja claro que el parágrafo 3º del art. 226 de la CF/88 no hace de la unión estable un derecho exclusivo de heterosexuales.

(4) Las consecuencias son prácticas y efectivas. Todos los jueces brasileños están vinculados a la decisión, sin poder rechazar más la unión estable por el hecho de tratarse de personas del mismo sexo. De esto derivan varios derechos, tales como: inclusión en planes de salud, pensiones, asociación como dependiente en clubes y sociedades, deber de alimentos en caso de necesidad, división de bienes adquiridos en la constancia de la unión, derecho a la herencia, usufructo de los bienes del fallecido y acompañamiento de la pareja en instituciones hospitalarias. Conociendo esta posición judicial, los particulares no podrán justificar más tratos perjudiciales al prestar servicios al público.

Para concluir: el STF cumplió su misión constitucional de hacer valer los derechos fundamentales de libertad, igualdad, dignidad humana, privacidad, intimidad y protección a las comunidades familiares, afirmando por diez votos a cero que homosexuales pueden constituir unión estable.

* Roger Raupp Rios, Juez Federal, Doctor en Derecho (UFRGS), Profesor de la Maestría en Derechos Humanos (UNIRITTER).

Publicada em: 11/05/2011



IMS/UERJ - R. São Francisco Xavier, 524, 6º Andar, BL. E - 20550-013 - Rio de Janeiro - RJ - Brasil