CLAM - Principal  

TAGs

Traduzir

EM DESTAQUE | noticias CLAM
 
América Latina

Hondureñas en resistencia

Tras el golpe de Estado perpetrado en Honduras, las feministas de ese país están en resistencia. Se han movilizado para denunciar públicamente la violación sistemática de los derechos humanos de la población, en consonancia con la destitución del presidente José Manuel Zelaya y el arribo de Roberto Micheletti al poder.

Según el Observatorio de la Transgresión Feminista –reunido del 17 al 21 de agosto en la semana de los derechos humanos de las mujeres en Honduras–, la salida del Ejército a las calles del país centroamericano ha traído como consecuencia el maltrato físico y verbal, violencia sexual y asesinatos de mujeres movilizadas contra el gobierno de facto. En este contexto, la Fiscalía de la Mujer informó que el femicidio se incrementó en un 60%.

El Observatorio congregó en Tegucigalpa a mujeres activistas de Canadá, Estados Unidos, México, Guatemala, El Salvador, Costa Rica y Honduras “con el objetivo de acompañar y solidarizarse con las feministas en resistencia”, expresó el comunicado de prensa emitido durante el encuentro. Las activistas recopilaron testimonios y cifras sobre la represión orquestada por la dictadura militar de Roberto Micheletti contra las Feministas en Resistencia y elaboraron un informe preliminar sobre la situación de las mujeres en ese país lo que llevó a este Observatorio a constituirse como un órgano de acción permanente.

Régimen usurpador

En entrevista para el CLAM, Regina Fonseca, coordinadora del Programa de Derechos Sexuales y Reproductivos de la organización hondureña Centro de Derechos de Mujeres (CDM), señaló que ya hay más de veinte presos políticos y que estudiantes, maestros y campesinos disidentes al régimen de Micheletti han sido brutalmente agredidos por las fuerzas policíacas y militares.

Fonseca, psicóloga y especialista en género, población y desarrollo, explicó que las feministas e integrantes del movimiento amplio de mujeres en Honduras están unidas en resistencia contra el “régimen usurpador”, exhortando a las compañeras de todo el mundo a solidarizarse, pronunciarse contra el “atentado a la democracia” y exigir a sus gobiernos el desconocimiento del mandato de Roberto Micheletti Baín.

Retroceden los derechos sexuales y reproductivos

En palabras de la activista, los derechos sexuales y reproductivos en el país “están en franco retroceso”. Grupos fundamentalistas y religiosos, principalmente católicos y evangélicos, han obstaculizado cualquier avance político en esta materia y los sectores más conservadores de la sociedad hondureña han conquistado diversas posiciones de poder en el Congreso Nacional y ahora forman parte del gobierno ilegítimo. El aborto, por ejemplo, está penalizado en todas sus formas, por lo que se practica de forma clandestina y peligrosa. En los últimos años ha aumentado el uso de fármacos para interrumpir el embarazo sin un protocolo médico de por medio, lamenta la feminista.

Antes del golpe perpetrado el 28 de junio de 2009, el presidente José Manuel Zelaya Rosales había vetado el decreto 54-2009 contra la píldora anticonceptiva de emergencia (PAE), proyecto que fue aprobado en el Congreso Nacional con el apoyo de grupos como el Opus Dei. Con el arribo de Micheletti al poder, la discusión está detenida, explica Fonseca.

Para Regina Fonseca, el Estado Laico –forjado por la Constitución Centroamericana de 1833 y la Constitución de la República de 1880– ha sido embestido por grupos que promueven agendas contrarias a los derechos sexuales y reproductivos. La activista ejemplifica algunos avances del conservadurismo hondureño: en 2003 el propio Ministerio de Educación prohibió las guías de educación sexual para maestros de secundaria llamadas “Hablando con los jóvenes sobre sexualidad”; en 2004, la Conferencia Episcopal de Honduras amenazó con la excomunión a quienes avalen o consuman la “píldora del día después” (PAE), y en 2007 se aprobó en el Consejo Nacional que todos los empaques de los condones tengan impresa la leyenda: “disminuye el riesgo, no evita el sida”.

En este sentido, el 2 de abril de 2009 el Congreso Nacional aprobó el Decreto 54-2009, estableciendo la visión de que la PAE es abortiva. De este modo, quien la use incurrirá en el delito de aborto, definido por el artículo 126 del Código Penal hondureño como “la muerte de un ser humano en cualquier momento del embarazo o durante el parto”, y las mujeres que decidan practicárselo pueden alcanzar de tres a seis años de prisión.

El Decreto prohíbe la distribución, comercialización y consumo de la PAE. “A quien contravenga las disposiciones del presente Decreto, se le aplicarán las penas establecidas para el delito de aborto conforme a lo dispuesto en el Código Penal”, sentencia el documento.

El presidente Zelaya aplicó la fórmula “vuelva al Congreso”, bajo los argumentos de que la Organización Mundial de la Salud estableció en 2005 que la PAE no es abortiva y que el Decreto 54-2009 contraviene diversos principios constitucionales, entre los cuales resalta que “todos los hombres nacen libres e iguales en derechos” (artículo 60), y el reconocimiento del “derecho a la protección de la salud” (artículo 112). Asimismo, contraría la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, firmada por Honduras en 1980 y ratificada tres años después.

Zelaya afirmó en el Veto Presidencial que el decreto anti-PAE “atenta y lesiona las garantías y libertades declaradas en la Constitución de la República y Tratados Internacionales suscritos y ratificados por Honduras”. Después del golpe de Estado, el veto y la discusión quedaron congelados.

Feministas contra el Estado de Sitio

El movimiento hondureño “Feministas en Resistencia” –formado por organizaciones que defienden los derechos humanos de las mujeres en el país centroamericano– emitió un comunicado al mundo para manifestar su repudoio al régimen de Micheletti y solicitar la solidaridad de la comunidad internacional. El documento se encuentra en el sitio electrónico: http://www.cemh.org.hn/images/documentos/comunicado_29_junio.pdf

Por su parte, el Observatorio de la Transgresión Feminista disponibiliza en audio su comunicado de prensa con los resultados principales de su encuentro en Tegucigalpa que puede descargarse en: http://www.archive.org/details/ObservatorioDeLaTransgresionFeminista

Publicada em: 26/08/2009



IMS/UERJ - R. São Francisco Xavier, 524, 6º Andar, BL. E - 20550-013 - Rio de Janeiro - RJ - Brasil