CLAM - Principal  

TAGs

Traducir

DESTACADOS | entrevistas
 
Colombia

Radio online para la diversidad

En los últimos años, el activismo LGBT colombiano ha adoptado en sus luchas por los derechos sexuales estrategias de comunicación y artísticas innovadoras, al poner en circulación sus reivindicaciones y de este modo politizar espacios como las salas de cine y los propios hogares de las personas. Ha crecido el interés por producciones audiovisuales que abordan temáticas relacionadas con la orientación sexual y la identidad de género. El Ciclo Rosa es uno de estos festivales, donde lesbianas, gays, bisexuales y transgeneristas visibilizan prácticas artísticas y culturales propias en espacios públicos. Otro ejemplo son los programas de radio y televisión con el fin de interpelar a personas que no están vinculadas con el activismo. Pese a su desarrollo incipiente en el panorama de los medios de comunicación y las dificultades que enfrentan para su sostenimiento, medios comunicativos alternativos como las radios comunitarias LGBT han impactado la forma de hacer activismo al proponer nuevas formas y mensajes para la reivindicación de derechos de lesbianas, gays, bisexuales y transgeneristas.

En febrero de 2008 fue creada Radio Diversia, proyecto comunicativo liderado por un equipo de profesionales, activistas, voluntarios y voluntarias de la comunidad LGBT, que encontraron en la radio on line una herramienta para fomentar la participación social, cultural y ciudadana de lesbianas, gays, bisexuales y transgeneristas de Colombia.

Aprovechando las posibilidades de interacción introducidas por la llamada Web 2.0, Radio Diversia desarrolló una programación pensada a la vez para divulgar contenidos sobre derechos humanos e interactuar con los oyentes. En entrevista con el CLAM, Carlos Serrano, director de Radio Diversia, relata el surgimiento de la primera radio online LGBT en Colombia y se refiere a las posibilidades que ofrecen las TIC (Tecnologías de Información y Comunicación) para acercar el activismo y los derechos LGBT a los ciudadanos y ciudadanas.

¿Cómo surgió Radio Diversia?

Antes de Radio Diversia, en América Latina hubo tres otras emisoras online dirigidas a público no heterosexual: primero AGradio, en Argentina; luego Radio Mitos, en Chile; y Guadalajara Gay Radio, en México. Estas emisoras tenían dos características comunes: en primer lugar, eran radios gay o estaban orientadas a hombres gay; en segundo lugar, se trataba de proyectos comerciales.

Con base en esos antecedentes y gracias al apoyo de la Fundación Henry Ardila y la Fundación La Esquina, un grupo de amigos nos reunimos con la idea de realizar un programa de radio LGBT, desde el cual se pudiera hacer activismo y difundir información sobre temas que considerábamos importantes para el sector LGBT, empleando un formato entretenido. Realizamos un programa piloto, lo validamos con un grupo variado de personas, e intentamos venderlo primero a las grandes cadenas radiales, luego a las medianas y finalmente a las pequeñas. Podría decir que todo el mundo se mostró interesado en nuestra propuesta, pero sólo se concretó gracias a una entrevista que tuvimos con el dueño de una emisora de tropipop para jóvenes. Allí pudimos emitir nuestro programa durante 4 meses. El programa se llamó “A planchar el closet”; luego de esta experiencia decidí crear Radio Diversia.

¿En qué consiste el proyecto?

En esta iniciativa fusionamos diversos estilos de hacer radio: por un lado, nos consideramos una radio comunitaria por las características sociales de nuestra programación y de nuestros contenidos; por otro lado, utilizamos las estrategias de la radio comercial para entregar nuestros mensajes; y, gracias a las tecnologías de información y comunicación, transmitimos por Internet con el fin de llegar a todos los hogares en donde haya personas dispuesta a escucharnos sin importar si son o no LGBT.

Transmitimos 15 horas diarias durante 6 días a la semana, aunque la duración ha variado de acuerdo con algunas circunstancias. El año pasado, por ejemplo, algunos eventos afectaron gravemente la sustentabilidad del proyecto: fuimos amenazados varias veces y en una oportunidad fuimos robados. La emisora emitió su señal desde la clandestinidad durante un tiempo y el equipo humano fue menguado. Pese al miedo que esta situación nos generó y a la incertidumbre respecto al futuro de Radio Diversia, esto nos permitió repensarnos y replantear la parrilla de programación. Antes de las amenazas y el robo, trabajábamos con 25 programas en vivo producidos por nosotros mismos, a cargo de un staff de 52 voluntarias y voluntarios. Las líneas editoriales de los programas eran derechos humanos, participación y ciudadanía desde la mirada LGBT. Actualmente eso ha cambiado, aunque continuamos realizando proyectos sociales con esa misma línea editorial, en este momento nuestra parrilla programática es más “holgada”.

El perfil de los integrantes del equipo también ha cambiado. Cuando comenzamos, para ser parte de Radio Diversia bastaba con ser lesbiana, gay, bisexual o transgenerista y tener deseos de participar en un proyecto de comunicación. Considerando la trayectoria del proyecto, en este momento preferimos que frente a nuestros micrófonos hable gente que conozca sus derechos; sin embargo, esto no significa renunciar al carácter comunitario de la radio.

¿Cuál es el aporte de propuestas como Radio Diversia al activismo LGBT?

Yo siempre he pensado que en Colombia el movimiento LGBT y las organizaciones que lo componen están bien estructuradas y tienen muchas cosas que aportar. Muchas de ellas han llevado a cabo su trabajo sin recursos y con mucho esfuerzo. Sin embargo, los ciudadanos y ciudadanas LGBT tienen diferentes formas de conocer y reconocer sus derechos, y no siempre se interesan en ellos del modo como suelen ser presentados por las formas tradicionales del activismo. Esto hace que los esfuerzos sean a veces ingratos, pese a que pueden ser satisfactorios en otros niveles. La radio como estrategia le permite al activismo mantener una relación vital y cercana con la audiencia, caracterizada no sólo por la creatividad en las formas de transmitir los mensajes sino por la credibilidad de los mismos.

Nosotros no estamos inventando nada, pero podemos apoyar la difusión de mensajes. Así, por ejemplo, existen cuestiones importantes para las personas LGBT que son abordadas desde la academia y desde el trabajo sobre derechos humanos que a veces no circulan en sectores más amplios de la población. Nosotros podemos apoyar la difusión de esos conocimientos, ideas y logros en un lenguaje o formato más asequible. Por otro lado, nuestra parrilla es gratuita y está disponible para otras organizaciones sociales, lo que nos permite hacer alianzas que generan mejores resultados en las expectativas de la personas.

¿Cuáles han sido sus logros más destacados?

Estar vivos, mantener este proyecto a pesar de los problemas tan complejos que hemos tenido. Por otro lado, haber abierto el nicho de las radios LGBT no sólo en Colombia sino en toda América Latina. También ha sido significativo contribuir a la transformación de estereotipos. Hemos amplido la mirada sobre los temas que una radio LGBT puede abordar y que no se reducen a una mera estrategia comunicativa de y para el sector LGBT, de contenidos relacionados, por ejemplo, con la música electrónica, la moda y el sexo. Es una manera de mostrar que no vivimos en un gueto mental ni físico y que, por el contrario, formamos parte de la sociedad.

Un logro que quiero destacar, finalmente, es haber podido mantener este proyecto desde una perspectiva comunitaria, concretada en la posibilidad de que este proyecto participe brindando su aporte voluntario a otros grupos, así como de generar espacios de formación de nuevos activistas.

TICs y participación ciudadana

En 2007, el Instituto Distrital de Participación y Acción Comunal – IDPAC, de la Alcaldía Mayor de Bogotá, indagó acerca del uso de las tecnologías de información y comunicación entre las organizaciones sociales de Bogotá. Se encontró que de todos los sectores sociales con quienes el gobierno de la ciudad tenía interlocución, las organizaciones LGBT eran las que hacían mayor uso de la Internet y de las TICs para divulgar información, dar presencia a sus voces y comunicarse con sus comunidades, pero que no estaban involucradas en luchas por la reivindicación de derechos o en procesos organizativos y participación ciudadana. El 59% de las organizaciones LGBT identificadas reportaron manejar herramientas distintas al correo electrónico, como las redes sociales, foros de discusión, blogs, grupos virtuales y emisoras de radio online, entre otras.

En respuesta a esos hallazgos, el IDPAC decidió poner en marcha un proceso de formación de las organizaciones LGBT en el uso de las TICs, con el fin de fortalecer sus prácticas participativas y el ejercicio de la ciudadanía, así como promover el desarrollo de iniciativas comunitarias y de trabajo en red. En este proyecto Radio Diversia desempeñó un papel fundamental, al compartir sus experiencias sobre el tema mediante la realización de talleres para la elaboración de blogs y de programas radiales. Los programas fueron producidos por esta organización y transmitidos a través de su emisora online y los blogs fueron divulgados a través de la página de la entidad pública.

Experiencias como ésta han evidenciado la importancia de estas tecnologías para la circulación de los discursos contranormativos de grupos históricamente discriminados, así como para la configuración de espacios de organización y resistencia contra las distintas formas discriminación. De ahí que cada vez cobre mayor importancia el abordaje de las relaciones que se establecen entre estas tecnologías, la circulación de discursos sobre el género y la sexualidad, y los activismos en torno a los derechos sexuales y reproductivos y los derechos humanos en general.

Publicada em: 16/09/2010

volver




IMS/UERJ - R. São Francisco Xavier, 524, 6º Andar, BL. E - 20550-013 - Rio de Janeiro - RJ - Brasil - Tel.: (21) 2568-0599