CLAM - Principal  

TAGs

Traducir

DESTACADOS | entrevistas
 
Chile

Acuerdo de Vida en Común

Luego de años de estancamiento del debate sobre el reconocimiento legal de las parejas de hecho, en Chile se espera que este año sea votada una legislación que regule las uniones tanto heterosexuales como del mismo sexo. El proyecto de Acuerdo de Vida en Común (AVC), que ingresó al Parlamento en 2010, es promovido por legisladores oficialistas, del partido del Presidente Piñera, Renovación Nacional (RN).

En 2006 había sido presentado el proyecto de Pacto de Unión Civil (PUC), que buscaba garantizar derechos de herencia, pensión y salud a parejas homosexuales y heterosexuales convivientes. Además de estas dos iniciativas, en 2008, se tramitó un proyecto para modificar el Código Civil y permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo, que desde el inicio tuvo escasas posibilidades de ser aprobado. Y antes, en 2003, había sido archivada una propuesta general de unión civil para parejas homosexuales y heterosexuales. En resumen, se puede afirmar que durante los últimos años la ecuación ha sido desfavorable no sólo para el reconocimiento legal de las parejas del mismo sexo, sino en general de la convivencia de hecho fuera del matrimonio.

Si bien el PUC, elaborado por expertos de la Universidad Diego Portales, la Universidad de Chile y el Movilh (Movimiento de Liberación Homosexual), logró posicionar el debate sobre los derechos de las personas LGBT en la escena pública, legisladores conservadores aún se oponen al avance de estas temáticas en el Congreso. Muestra de ello son las trabas impuestas por la Unión Demócrata Independiente (UDI) al Proyecto de Ley que Establece Medidas contra la Discriminación y establecería protecciones para las personas LGBT.

El tema de la estabilidad patrimonial y social básica de las parejas convivientes que no desean casarse volvió a cobrar importancia en 2010, con la presentación del proyecto de AVC por parte de Renovación Nacional (RN). Sin embargo hasta la fecha no ha sido sancionada una norma que salde esa discusión. El AVC se define como “un contrato celebrado entre dos personas naturales, mayores de edad, para regular sus relaciones de convivencia en un hogar común, con voluntad de permanencia y ayuda mutua”. El acuerdo se celebra por escritura pública. El proyecto fue impulsado fue el entonces senador Andrés Allamand, quien en su momento enfrentó dificultades con sus pares de RN y la UDI por haberlo promovido.

Ambos proyectos que consideran las demandas de las parejas homosexuales y heterosexuales sobre los derechos patrimoniales, de herencia, de previsión y de salud se encuentran en trámite parlamentario y serían retomados durante este año. El PUC se encuentra en Primer Trámite Constitucional en la Cámara de Diputados y en el Senado la discusión del AVC fue iniciada antes del receso veraniego.

En enero, Andrés Allamand, promotor del AVC, fue designado ministro de Defensa. Ante esta situación, la senadora Lili Pérez, también de RN, asumió como propia la iniciativa. En entrevista con el CLAM, la legisladora destaca los elementos fundamentales del proyecto.

¿Qué razón destacaría para la aprobación del Acuerdo de Vida en Común?

En Chile existen más de dos millones de chilenas y chilenos que, sin importar su orientación sexual, llevan una vida de pareja sin estar casados. Este proyecto busca implementar una legislación que resguarde los derechos patrimoniales, económicos, de herencia y cargas de salud de las uniones de hecho.

Al no contar con insuficiente apoyo parlamentario, es posible que el proyecto del PUC haya quedado archivado ¿Qué la motivó a seguir adelante con la iniciativa del AVC?

Me motiva el deseo de sacar adelante un proyecto que beneficiaría a todas las personas que, como ha señalado el Presidente Piñera, están limitadas en sus derechos a la salud y la previsión, entre otros. Y también porque estoy convencida del tema, al igual que con los proyectos de la píldora anticonceptiva de emergencia y la ley de divorcio, que apoyé con determinación en el Congreso Nacional.

¿Cuál es la principal diferencia entre el Pacto de Unión Civil y el Acuerdo de Vida en Común?

El Pacto de Unión Civil, o PUC, presentado por el Movilh tiene muchas similitudes con el Acuerdo de Vida en Común. Ambos fueron analizados y comparados previamente por el senador Allamand y el Movilh, logrando elaborar una normativa dirigida tanto a parejas heterosexuales como homosexuales.

Pero lo verdaderamente importante aquí es que el AVC es el primer avance llevado a cabo por el gobierno del Presidente Sebastián Piñera en esta materia, lo que demuestra que existe disposición y voluntad política de abordar el tema y de terminar con las injusticias de discriminación que padecen las parejas de hecho.

¿Qué destaca del AVC en materia de salud?

El AVC establece derechos de acceso a la salud y a la previsión para todas las parejas de hecho. Beneficios básicos que no gozan en la actualidad y fundamentales para dignificar la vida de las uniones de hecho.

¿Cómo ve el AVC frente al matrimonio en parejas homosexuales?

El AVC es mucho más que legislar el matrimonio homosexual, porque involucra también a las parejas heterosexuales convivientes y busca ordenar la situación actual. Al ser un asunto valórico debe ser debatido en el Senado con altura de miras y en un ambiente de respeto con quienes tienen una opinión distinta sobre el tema.

Argentina aprobó recientemente el matrimonio igualitario. ¿Qué consecuencias cree que tendrá este reconocimiento en ese país?

Esta es una medida relativamente nueva, por lo que creo que sus efectos en la sociedad serán visibles a mediano o largo plazo. Creo que los gobiernos de cada país son responsables de las políticas de Estado que aplican. Mi trabajo y compromiso es con nuestra gente, la de mi región y con las chilenas y chilenos. Hacer comparaciones de temas tan controversiales entre sociedades tan diferentes no me parece apropiado.

¿Qué cree que sucederá en el Congreso con el proyecto de AVC?

El proyecto de Acuerdo de Vida en Común tiene el apoyo transversal de varios parlamentarios de distintos sectores políticos, lo que abre las puertas al debate. Para eso voy a poner todo de mi parte hasta que avance su trámite y vea el proyecto finalmente aprobado en el Senado.

Publicada em: 17/02/2011

volver




IMS/UERJ - R. São Francisco Xavier, 524, 6º Andar, BL. E - 20550-013 - Rio de Janeiro - RJ - Brasil - Tel.: (21) 2568-0599