CLAM - Principal  

TAGs

Traduzir

EM DESTAQUE | notícias CLAM
 
México

Stop Trans Pathologization

Representantes de organizaciones no gubernamentales del mundo se sumaron a la campaña de la Red Internacional por la Despatologización Trans, para exigir la retirada de las identidades travesti, transgénero y transexual de los catálogos internacionales de enfermedades. A través de manifestaciones y debates públicos simultáneos realizados el pasado sábado 23 de octubre, las organizaciones participantes hicieron un llamado para derogar las leyes que estigmatizan y criminalizan la libre expresión de la identidad de género, y transformar los protocolos sanitarios que continúan abordando a las personas trans desde una perspectiva psiquiatrizante.

La campaña “Stop Trans Pathologization 2012” incluye en sus demandas abolir las intervenciones sin el consentimiento de personas intersexuales, garantizar el libre acceso a tratamientos hormonales y quirúrgicos sin tutela psiquiátrica, ofrecer cobertura pública sanitaria universal al proceso de reasignación de sexo/género, y combatir la violencia transfóbica.

Este año, participaron por vez primera en la campaña ciudades como Mumbai, India; Ulán Bator, Mongolia; Gaborone, Botsuana, y Ciudad del Cabo, Sudáfrica. Además, tomaron parte algunas urbes latinoamericanas como la Ciudad de México, Buenos Aires, São Paulo, Santiago de Chile, Lima, Quito, Bogotá y Caracas, entre otras.

Piden mejorar el servicio de salud trans en el Distrito Federal

Las organizaciones mexicanas Agencia Familiar Binacional, Código Diverso, Eon Integración Transgenérica, Grupo Guerrilla Gay, Fortaleciendo a la Diversidad, Frente Trans (Frente Ciudadano Pro-Derechos de Transexuales y Transgéneros), Humana Nación Trans, Trans-Gen, Travestis México (TVMEX) también se adhirieron a la campaña.

En el marco de la movilización cuatro organizaciones (Eón Inteligencia Transgenérica, Prodiana, Humana Nación Trans y Trans Gen) realizaron la edición mexicana del foro “Octubre trans”, en el que especialistas debatieron sobre el abordaje patologizante de las identidades travesti, transgénero y transexual por parte de la décima edición de la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y otros Problemas de Salud (CIE-10) de la Organización Mundial de la Salud, y el Manual Diagnóstico y Estadístico de Desórdenes Mentales IV (DSM IV) de la Asociación Psiquiátrica Americana (APA).

La Dirección General de Igualdad y Diversidad Social (DGIDS), del Gobierno del Distrito Federal (GDF) recalcó la necesidad de eliminar supuestos trastornos como “trastornos de identidad de género” de las guías psiquiátricas, con el fin de garantizar la no discriminación y los derechos humanos de esta población.

La vocera del foro, Anxélica Risco, se refirió a la falta de interés de los gobiernos por atender la discriminación hacia personas trans. Afirmó que “al ocultar la transfobia, los gobiernos se lavan las manos y no actúan en la creación de leyes que prevengan y castiguen los actos de odio y discriminación hacia la población trans”. La activista también reflexionó sobre la mercantilización del derecho a la libre identidad de género y el tránsito hacia el género femenino en las sociedades capitalistas. “En aras de ser mujer, tienen que ajustarte a las leyes del mercado: terapia, hormonas y cirugía”, puntualizó. Risco enfatizó el papel que juega el discurso médico en este proceso, al señalar que “está funcionando como aduana”.

Otro punto destacado de la discusión, fue la atención en salud a las personas trans y su frecuente vinculación con el VIH/sida en la prestación de estos servicios. Al respecto, la periodista y escritora Gloria Hazel Davenport, de Humana Nación Trans, afirmó que la red de hospitales de la Ciudad de México cuenta con la infraestructura suficiente para brindar atención especializada a la población trans. Citó que la fracción 21 del artículo 24 de la Ley de Salud del DF actualmente ordena “efectuar un programa de atención especializada a la salud de las personas transgénero y transexual, mediante, en su caso, el suministro de hormonas, apoyo psicoterapéutico y la realización de acciones preventivas y de tratamiento médico correspondiente en materia de infecciones de transmisión sexual y VIH/sida”.

La ex funcionaria del Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH/sida criticó que la atención médica sólo se lleve a cabo en el Centro Trans de la Clínica Condesa, que se especializa en VIH, pues, de esta forma, se refuerza el estigma que asocia a las identidades trans con este virus. “¿No es esto patologizar también?”, cuestionó.

La activista Gilda Jara aseveró que el derecho a la salud no sólo debe garantizarse en la Clínica Condesa, puesto que las y los trans que cotizan para el Instituto Mexicano del Seguro Social y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado también deben tener acceso a este derecho, así como quienes están inscritos en el Seguro Popular de la Secretaría de Salud Federal.

La activista Natalia Anaya llamó la atención sobre el trato deshumanizante que los manuales médicos dan a las personas trans, a los que calificó de “positivistas”; y adivirtió sobre el peligro que subyace a la extrema valoración de estos manuales, cuya importancia incluso los pone encima de los derechos humanos. “Como los ratoncitos de laboratorio. ¡Yo te voy a auscultar porque tú no sabes! Para el mundo heterosexual todos los LGBT somos putos, maricones”, ironizó.

En su intervención, Anaya afirmó que el género suele ser tratado como el elemento de mayor valor en la sociedad y evidenció cómo es agredido o castigado quien osa transgredir esta norma. Frente al carácter social y normativo del género, la activista enfatizó su dimensión individual y plástica y afirmó que “el género también es rico. Se vale jugar con él. El género es mío y no al revés”.

El antropólogo Xabier Lizarraga instó al colectivo trans a construir un discurso libertario propio. “No esperemos a que nos liberen los demás. Lo importante es que nosotros nos despatologicemos. También nos patologizamos cuando nos convertimos en pacientes” aseveró.

Las ONG organizadoras del foro convocaron a Marcelo Ebrard Casaubon, Jefe del GDF, a pronunciarse a favor de la campaña mundial “Stop Trans Pathologization 2012”, en congruencia con el marco del Programa de Derechos Humanos que el Ejecutivo local firmó en 2009.

Derecho a decidir sobre el propio cuerpo

Un día antes de la Jornada Internacional de Lucha por la Despatologización de las Identidades Trans 2010, en evento realizado en la Clínica Condesa la activista Angie Rueda Castillo, del Frente Trans, leyó un pronunciamiento político y explicó el origen de esta iniciativa internacional, que nació en 2007 y cuenta con el respaldo del Gobierno de España.

Sobre los cambios que se esperan en los manuales médicos, Rueda señaló que si bien en el borrador de la quinta edición del DSM se eliminó el término “trastorno de identidad de género”, en realidad éste fue conmutado por el de “incongruencia de género”. El borrador del DSM V además incluye el “trastorno travestista”, advirtió Rueda.“Esto no significa un cambio de fondo; por el contrario, se sigue incurriendo en un error, una injusticia que perpetúa el modelo estigmatizante y discriminador”, agregó.

La activista del Frente Trans advirtió que las clasificaciones del DSM y el CIE guían el actuar de los profesionales de la salud y lo están haciendo en torno a “una equivocación” similar a la que se cometió en el pasado con la homosexualidad.

Rueda destacó que en la ciudad de México existen leyes que garantizan a las personas trans el cambio legal de documentos, a través del juicio especial para la concordancia sexo-genérica, y el acceso a tratamientos médicos. Sin embargo, señaló, en los demás estados del país no hay marcos jurídicos ni políticas públicas que reconozcan ambos derechos a esta población.

A través del pronunciamiento, el Frente Ciudadano Pro Derechos de Transexuales y Transgéneros instó al gobierno del Distrito Federal a descentralizar los servicios de salud para la concordancia sexo-genérica, que sólo están disponibles en el Centro Trans de la Clínica Condesa, buscando también superar la estigmatización que asocia la identidad trans con el VIH. Aparte de esta Clínica existen otros hospitales de la Secretaría de Salud local como La Villa, Balbuena, Rubén Leñero y Xoco que cuentan con la infraestructura suficiente para ofertar atención médica a las y los trans capitalinos.

Rueda calificó de hipócrita al Ejecutivo federal, al señalar que el presidente Felipe Calderón Hinojosa, el 19 de octubre pasado instauró el Día Nacional Contra la Discriminación, quitó la palabra ‘homofobia’ del decreto del 17 de mayo. La activista también se dirigió a los diputados federales para que más allá de ideologías e intereses particulares se comprometieran a impulsar en la actual legislatura el reconocimiento jurídico de las personas trans en todo el país.

La identidad de género, remarcó, no es el problema, sino la transfobia internalizada, familiar, social e institucional. “Nuestro cuerpo es nuestro y tenemos derecho a reivindicarlo. Vamos a seguir luchando porque nos va la vida en esto, nos va la dignidad y sin dignidad no vamos a vivir”, enfatizó.

Rocío Suárez, de la organización Travestis México, señaló la importancia de que la jornada por la despatologización se extienda a todo el año y recordó a las compañeras y los compañeros trans que “se nos han ido en el camino”.

Ana María Sánchez, directora de Vinculación Social de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), refirió que “la despatologización de las identidades trans tiene como objetivo reconocer en este sector poblacional su autonomía y la libertad para decidir sobre sus propios cuerpos y en la expresión de su identidad de género”.

La representante de la CDHDF propuso reemplazar la postura patologizante hacia lo trans por un enfoque de derechos humanos, pues negar la libre expresión de la identidad de género sólo “socava” la autonomía de las personas y potencia la transfobia, es decir, el desprecio y la violencia contra la gente trans, que en su grado máximo desemboca en crímenes de odio.

Para adherirse a la campaña “Stop Trans Pathologization 2012”, puede escribir al correo electrónico contact@stp2012.info o remitirse a la página http://www.stp2012.info/old/

Publicada em: 27/10/2010

voltar




IMS/UERJ - R. São Francisco Xavier, 524, 6º Andar, BL. E - 20550-013 - Rio de Janeiro - RJ - Brasil - Tel.: (21) 2568-0599